La guerra: en los hechos victimizantes podemos encontrar ordenes de género, matices que hacen la diferencia entre hombres y mujeres pero, todos son seres humanos.

Escucha el programa completo:

Desde 2007 en México se vive una “guerra contra el narcotráfico” que a la fecha ha causado más de 170 mil muertes por incidentes relacionados con el crimen organizado; el 70% de la población se siente insegura informó el INEGI en 2016. Medios nacionales e internacionales afirman que la “guerra” fracasó y abre heridas profundas en la sociedad civil.

¿Qué sigue?

Documentar sin prejuicios y en equidad

Sebastián Giraldo, afirma que cuando se realiza una búsqueda en internet sobre los estragos de la guerra, las investigaciones se centran en el sector femenino como víctimas de la violencia,            –realidad innegable– afirma Giraldo, sociólogo colombiano y maestro en estudios de género. Pero ¿y los hombres? ¿cuáles son los abusos que viven durante los conflictos bélicos?… basta mirar hacia la violencia psicológica, emocional y sexual para encontrar algunas respuestas, expuso el investigador.

Nombrar las consecuencias de la guerra en hombres y mujeres no es un asunto de cifras que demuestren cuál es la población más afectada; se trata de un esfuerzo por reconocer, con perspectiva relacional, las consecuencias de la guerra y actuar en consecuencia.

 

El lenguaje nos permite nombrar y visibilizar lo que pasa a nuestro alrededor. El reconocimiento de la situación que se vive y la creatividad de los investigadores, afirma el Maestro Sebastián Giraldo, puede ayudarnos a generar nuevos conceptos que nos permitan explicar la realidad cuando ésta rebasa las palabras existentes.

Las cifras han dejado de impactarnos y el vínculo entre guerra y masculinidad se ha normalizado de tal forma que no se contempla a los hombres fuera de los conflictos armados. Violencia no es sinónimo de masculinidad y la academia tiene un compromiso social para desmontar los prejuicios de género que impiden entender estos problemas a profundidad.  

La guerra no es inherente a la masculinidad. La violencia tampoco. Para desmontar los prejuicios de género la academia puede –y debe- ampliar el panorama con el que se estudia el fenómeno de la violencia y la guerra. Por tal motivo el maestro Sebastián Giraldo propone: “explorar el lenguaje para crear nuevos conceptos que permitan nombrar/ explicar la realidad que nos rebasa”. Muchas investigaciones utilizan palabras que están vacías de contenido, afirma el investigador mexicano Juan Carlos Ramírez, “porque nombran conceptos que carecen de una adecuada categorización”. Ramírez pone como ejemplo estas palabras: “masculinidad hegemónica y nuevas masculinidades” que en la actualidad pueden generar interpretaciones equivocadas. Afortunadamente personas que trabajan en estos campos de la investigación en América Latina consideran necesario revisar el lenguaje que se utiliza en torno al estudio del genero masculino. Con respecto a este tema el Maestro colombiano Sebastián Giraldo dice: “La guerra es un fenómeno social que nos atraviesa a hombres y mujeres, que nos lastima, duele y mata. El impacto de la guerra va más allá de un orden económico o político, también trasciende el orden de género, sexual y moral, y valdría explorar en estas vertientes para entender otros orígenes, consecuencias y, al nombrarlas, encontrar posibles soluciones”.

 

 

Comparte tus comentarios con nosotros:

Twitter : @entrehombres

Facebook y YouTube: entrehombres1060.

México 48.7% de su población son hombres.

Escucha la conferencia completa del Maestro Sebastián Giraldo

Escucha las ponencias de la mesa sobre “Conflictos armados y educación para la paz”: