Existe un vacío legal que no contempla a los hombres como personas vulnerables, susceptibles a la enfermedad.

Estamos condicionados a actuar bajo estándares de género que dictan los comportamientos que debemos asumir en nuestra vida cotidiana. Se trata de actitudes y etiquetas que limitan y oprimen a los hombres, se le llama opresión de género.

Escucha el programa completo:

Ante esta situación, Daniel Estrada Zúñiga, Maestro en Derechos Humanos y Democracia, ha estudiado las causas de muerte por condición de género en México con la finalidad de implementar políticas públicas que contemplen a hombres y mujeres, en equidad, para la protección y atención de su salud.

Cuando se piensa en políticas públicas que atiendan la salud de los hombres no se contemplan aspectos socioculturales que les rodean; la condición biológica de género es determinante en la atención médica que reciben los hombres y no es suficiente. Si se piensa en nuevas políticas públicas que contemplen a al sector masculino habría que sensibilizar también a quienes plantean, revisan y aprueban las leyes, explicó el Maestro Daniel Estrada.

La vida cotidiana no fue construida para que los hombres se preocupen y ocupen de su salud”, afirmó el maestro Daniel Estrada durante su participación en el conversatorio “Políticas de salud de los hombres y la promoción del autocuidado”; durante este diálogo Estrada se refirió al desconocimiento del marco jurídico para implementar políticas públicas en México que contemplen la salud los hombres y reduzcan los índices de mortalidad temprana en este sector de la población.

México enfrenta contextos de violencia y pobreza que influyen en las conductas socioculturales; conductas que ponen en riesgo la estabilidad física, mental y emocional de los hombres. Las condiciones políticas, económicas, sociales y culturales cambian de acuerdo a la zona en la que se habita y, por lo tanto, no se puede tratar a los hombres de la Ciudad de México y a los que viven en el sur o norte del país de igual manera. En resumen, afirmo Daniel Estrada, las políticas públicas deben contemplar la diversidad de hombres.

Hablar de género y equidad implica pensar en mujeres y hombres, por lo tanto, plantear políticas públicas que busquen las construcción de entornos más equitativos requiere la apertura de espacios que contemplen a todos los sectores de la población. Es necesario conocer las leyes para exigir al estado la generación de espacios que procuren la salud y el bienestar de sus habitantes, afirmó el Maestro Daniel Estrada. Por otro lado, también es importante reconocer en la planeación, ejecución y evaluación de las políticas públicas, la diversidad que integra a nuestro país y que caracteriza a sus habitantes. De esta forma, señaló Estrada, implementar políticas públicas apegadas a la realidad y que atiendan la salud de los hombres en las áreas física, emocional, psicológica y sexual, permitirá a los varones la construcción de una masculinidad sana, responsable y equitativa -consigo mismos- y también con quienes les rodean.

 

Agradecemos a Género y desarrollo (GENDES), al Instituto para las mujeres guanjuatenses, INMUG, y al gobierno del Estado de Guanajuato las facilidades otorgadas para la realización de este programa.

 

Comparte tus comentarios con nosotros:

Twitter : @entrehombres

Facebook y YouTube: entrehombres1060.

México 48.7% de su población son hombres.

 

Escucha la intervención de Daniel Estrada Zúñiga, Maestro en Derechos Humanos y Democracia:

Escucha el conversatorio “Políticas de salud de los hombres y la promoción del autocuidado”: